Ventanas, una pieza clave

08-09-2018 | Son una conexión perfecta entre el interior y el exterior de una casa y favorecen la iluminación y la ventilación. Por ello las ventanas no faltan en ninguna vivienda. Conozca los diferentes tipos y tendencias.

Quizá usted es de las personas a las que les gusta dejar las ventanas de la casa abiertas todo el día para que los espacios estén más iluminados o para tener una mejor ventilación.

Precisamente, estas piezas, que hacen parte de la estructura de un inmueble, cumplen esa importante función de permitir la entrada de luz y hacer que circule aire renovado.

De acuerdo con la arquitecta Diana Nieto, las ventanas “sacan el aire caliente que se filtra por el calor que absorben los muros y dependiendo de dónde se ubiquen y de su tamaño, llega luz a todos los rincones del hogar”.

Por su parte, María del Pilar García Arizabaleta, arquitecta especialista en paisajismo, añade que otro de los aspectos importantes sobre la ventanería es que son la conexión del interior con el exterior. “Una ventana bien ubicada puede convertirse en un hermoso cuadro al interior del espacio, si enmarca, por ejemplo, un bello árbol o un paisaje”.

Es por esto que las expertas opinan que la idea de incluir ventanas es como agregar un filtro de luz natural a la vivienda.

Sin embargo, se debe tener presente que su  forma debe verse bien, tanto en el interior como en el exterior, ya que ayudan también a enlucir las fachadas y los espacios interiores. De hecho, tal como lo explica Nieto, “estos elementos son los que le dan el toque final a la propiedad y son las que hacen que las casas tengan diferentes formas de relacionarse con el exterior”.

Por otro lado, los expertos coinciden en que se deben tener precauciones al momento de diseñar una ventana, como tener en cuenta su ubicación con relación al sol y a las corrientes de viento.

Por esto mismo, la profesional Nieto recalca que es importante tener claro el efecto de iluminación que se quiere dar, y para ello se debe tener en cuenta “la posición del sol con relación a la propiedad, ya que el de la tarde es mucho más fuerte que el de la mañana y eso influye en el tipo de ventana y la ubicación de la misma”.

En el trópico, por ejemplo, “si la ventana permite que entre todo el sol de la tarde hace invivible el recinto, pero si está ubicada para recibir el sol de la mañana, el efecto será muy diferente. 

Por otro lado, si la vivienda está en zona templada o en un lugar frío, posiblemente lo que se pretende es que entre calor. Por eso, cada diseño debe ser exclusivo para cada sitio; cuando se copia por bonito y no se tienen en cuenta las características del lugar, se comete un grave error”, asegura García Arizabaleta.

Según las expertas consultadas, no hay un lugar estricto donde se deban ubicar, pero no deberían faltar en las habitaciones y espacios sociales como la sala. 

“Las ventanas de una casa, al igual que las puertas, le aportan carácter y peso a nuestros espacios. Incluso para muchos decoradores de interiores, las ventanas son consideradas como los elementos del diseño que más influyen en el estilo de una casa”, argumenta Nieto.

DIVERSOS TIPOS 

Las clases  de ventanas pueden ser muchas, pero según la arquitecta García Arizabaleta se podrían clasificar de acuerdo con:

La forma: rectangulares, cuadradas, triangulares, inclinadas, puerta ventanas o lucetas.

El tipo de perfil: que puede ser en madera, aluminio, metal o PVC. Este último está en tendencia, porque aisla muy bien el ruido y es liviano. Además, las ventanas de PVC se pueden acomodar en cualquier espacio y pueden tener diversos colores. Igualmente, las personas las prefieren, porque el mantenimiento es mínimo y su vida útil es prolongada.

Clase de sistema: fijas, celosías, corredizas, batientes, plegables o pivotantes.

El vidrio: traslúcidos, opacos, esmerilados, polarizados, de seguridad, vidrios que dejan pasar la luz, más no la imagen o doble vidrio.

La función: iluminar, ventilar, separar e integrar.

  • Comparte este artículo por: