Hora de la renovación

26-08-2015 | Modernizar la cocina es uno de los proyectos más frecuentes entre las familias. Claves de expertos.

Hoy, las limitaciones de espacio no son un impedimento para dar un nuevo aire a la cocina. Lo más importante es lograr un espacio eficiente, cómodo y a la medida de sus necesidades. Expertos de Homecenter le explican cómo hacerlo:

1. Realice un plano. Para ello, use papel milimetrado para que las medidas queden exactas, así la cocina encajará perfectamente en el espacio disponible.

* Mida el espacio de suelo a techo, las paredes y la distancia hasta las puertas y las esquinas.

* Mida cada ventana y la distancia hasta el suelo, el techo y las esquinas. Haga lo mismo con las puertas.

* Anote cualquier elemento que sobresalga como extractor, radiadores, rejillas de ventilación o tuberías.

* Tenga en cuenta la ubicación de los desagües y tuberías de agua. Si quiere cambiarlos de sitio, debe anotar en el plano las nuevas posiciones.

* Mida y apunte la ubicación de los enchufes e interruptores que existen. Marque la localización de nuevos elementos.

2. Planifique su cocina teniendo en cuenta las configuraciones existentes:

* Configuración en I: Recomendada para cocinas en forma de corredor, es ideal para los pequeños espacios. Simple y racional, todos los elementos se concentran en una sola pared.

* Configuración en paralelo: perfecta para las cocinas largas y construidas con 2 paredes enfrentadas. Son útiles cuando hay varias personas cocinando al mismo tiempo y proporcionan más capacidad de almacenamiento que las cocinas en L.

* Configuración en L: ideal para espacios rectangulares, medianos y grandes. Tiene más de un ángulo y permite tener una superficie plana de trabajo mucho más consistente. 

* Configuración en U: adaptada para espacios grandes. Proporciona mucho espacio y múltiples opciones de almacenaje. Otra ventaja es la posibilidad de tener los electrodomésticos visibles y a la mano en todo momento.

Los enchufes eléctricos e interruptores deben colocarse a más de 80 centímetros del fregadero. Lo más seguro es entregar los cables eléctricos y de gas a las paredes. 

 

  • Comparte este artículo por: