Evolución del vidrio

01-06-2019 | Este material tiene hoy más usos que en el pasado. Controlan el paso del sol, y son resistente a altos impactos.

Edificios encerrados  en vidrio,  escaleras y pisos en este material eran impensables años atrás. Pero gracias a los avances de la industria,  hoy se pueden utilizar  en  todo tipo de  construcciones, para lo cual hay que buscarlos  resistentes al vandalismo,  explosiones y otros impactos, como huracanes y  movimientos telúricos.

También, y por norma, deben ser  de seguridad para que al romperse, no lastimen  a las personas. Ejemplo de este tipo de vidrio es el laminado, cuyas partículas  quedan  unidas a la lámina  que llevan, reduciendo el riesgo de heridas. El vidrio laminado también es recomendado para evitar que el efecto del sol  deteriore las cortinas, por ejemplo, que se rompen aunque no hayan cumplido su  vida útil.

Gina Cabrera, de la empresa Vitelsa,  comenta que entre la amplia oferta están los vidrios de control solar, que tienen   capas metálicas que ayudan a reflectar el calor.

En cuanto a fachadas  se recomiendan vidrios extra claros con películas no reflectivas, porque estas se  comportan como un espejo y ese reflejo molesta la vista.

Para  puertas de acceso y otros exteriores,  divisiones de baño,  oficinas e interiores, el vidrio templado es uno de los  ideales.

Temperatura
Una  ventaja de este material es que ayuda a mantener tanto el calor como el frío en las edificaciones, lo cual  ahorra gastos en   aire acondicionado o calefacción.
Recomendación
Algunas superficies de  vidrio se deben demarcar (poner señales) para que las personas no se tropiecen.
  • Comparte este artículo por: