Decoración con sentido.

14-10-2014 | Consejos para adaptar espacios para personas con problemas de visión.

La decoración interior tiene varios objetivos de carácter estético y funcional. Además de expresar la personalidad de quién allí vive, también debe cumplir con la función de cautivar los sentidos y motivar diferentes acciones, dependiendo del espacio. Tal vez el principal sentido al que debe atraer es el de la visión, el cual se complementa posteriormente con el tacto y el olfato. Sin embargo, muchas personas se pierden de muchos detalles por sus problemas de visión que en algunos casos les niega el privilegio de percibir los colores o formas, lo cual puede ser un poco frustrante.

 

“Las personas daltónicas, con problemas ccomo astigmatismo y miopía, o parcialmente ciegos necesitan un entorno en el que encuentren comodidad, colores e iluminación que les permita concentrarse y relajar la vista, un mobiliario que les ofrezca todo lo que necesiten al alcance de la mano y con el mínimo de obstáculos que puedan interrumpir su camino”, señala el diseñador de interiores James Quintero.

 

Para las personas que definitivamente tienen problemas con los colores, lo mejor es inclinarse por una decoración basada en blanco y negro. Son tonos sobrios y elegantes que se adaptan muy bien a cualquier espacio y actualmente se puede encontrar mucha variedad en el mercado de objetos o estampados.

 

Para adaptar la vivienda a las personas con algún grado de dependencia, es preciso tener en cuenta ciertas normas generales.

 

Las instalaciones eléctricas son un punto importante, por lo tanto “los cables no deben estar en lugares de paso, se deben asegurar los enchufes, los interruptores deben ser abundantes y estar situados en lugares estratégicos, especialmente en el cuarto, donde lo ideal es cerca a la cabecera de la cama en una altura media”, así lo recomienda Germán González, ingeniero eléctrico de la Universidad del Valle.

 

El número de enchufes debe ser el suficiente para evitar extensiones. Lo mejor es que estén situados a la misma altura de los interruptores o, al menos, a una distancia del suelo superior a 40 centímetros, señala el ingeniero.

 

En cuanto a la iluminación, lo ideal es disponer de fuentes luminosas que se puedan orientar para evitar los deslumbramientos y de intensidad regulable, con el fin de adaptar la luminosidad a las necesidades de cada momento.

 

En el dormitorio, no es aconsejable orientar la cama hacia la ventana, en particular en el caso de las personas con problemas de visión, pues la luz de la mañana puede deslumbrarlas.

 

Por otro lado, los suelos deben ser deben ser lisos, antideslizantes, sin elementos que sobresalgan. Se debe procurar eliminar los peldaños, en caso de que estén, éstos deben estar señalizados.

 

DECORACIÓN DE LA COCINA

 

Las personas con daltonismo tienden a percibir mejor los tonos amarillos y azules, así que se recomienda incluirlos en diferentes lugares.

 

Mantener una misma gama cromática ayuda a que la persona se sienta más relajada, aunque los contrastes se encargan de llamar la atención

 

Los estantes no han de estar ni demasiado bajos ni demasiado altos: su altura ideal es la comprendida entre 40 centímetros y 1,5 m del suelo. Los utensilios de mayor uso deben colocarse en los lugares más accesibles.

 

Se recomienda ubicar diferentes fuentes de iluminación suave al igual que varios interruptores y teléfonos. 

 

MOBILIARIO

 

Se debe facilitar el tránsito y los movimientos .

Poner a un lado los muebles u objetos que dificultan el paso. Evitar que objetos como cables, juguetes, etc. estén en lugares de paso. En la medida de lo posible, los bordes de los muebles deben ser redondeados. El asiento debe ser lo suficientemente alto (45 centímetros); el respaldo recto y se aconseja que disponga de brazos para facilitar la incorporación. Un respaldo reclinable y un reposapiés añaden confort. Los dispositivos eléctricos para subir y bajar persianas son más cómodos y seguros. Las puertas deben ser anchas, se recomiendan puertas de al menos 80 centímetros. 

 

  • Comparte este artículo por: