Así son las viviendas saludables

01-11-2019 | Estos hogares aseguran unas condiciones de salud y bienestar superiores a los tradicionales. Luz natural, renovación de aire y temperatura confortable, entre sus atributos.

Una casa en la que la luz del día entre a todos los espacios, en la que el aire se renueve continuamente y en la que la temperatura se pueda regular de forma natural según las necesidades de sus habitantes. Este es el prototipo de una vivienda saludable para sus ocupantes.

*La iluminación natural

No solo es saludable para quienes habitan el inmueble, sino que en un país como el nuestro, donde el sol es abundante aunque también tengamos lluvia, es un pecada taparse a la luz natural para depender de la artificial en el día.

La idea es propiciar, a través de una una buena arquitectura, que estas condiciones se den en cada uno de los espacios de la casa.

*Renovación permanente de aire
Esto es muy importante al constituirse en una especie de bactericida natural de los hogares. Es decir, que una de las mejores formas de evitar virus al interior de las construcciones es permitiendo que el aire entre y salga libremente.

*Confort térmico
En nuestro medio tenemos condiciones que al no ser extremas de frío ni calor, favorecen temperaturas deseadas sin necesidad de recurrir a aparatos de energía. Si se trata de que el espacio esté fresco, es clave un flujo continuo para que el aire caliente no se acumule dentro de la casa.

Si  lo que se requiere es calor, se propicia que la radiación del sol entre y caliente algunas paredes para no tener que depender de una calefacción mecánica.

Para evitar que una casa sea muy calurosa, se pueden diseñar las fachadas con ciertos dispositivos que dejan entrar la luz en el día, pero no el rayo del sol directamente.

En clima frío es lo contrario, porque se trata es de eliminar las barreras, de ahí que una vivienda de Cali sea distinta a una de Bogotá, donde generalmente se usa mucho vidrio en la fachada, además de que carece de balcones para permitir la presencia del sol en las paredes.

Libre de tóxicos
En una vivienda saludable se debe evitar cualquier componente químico que pueda afectar a sus residentes. Si bien estos elementos no son letales, sí pueden causar molestias en bebés y ancianos, pues afectan sus vías respiratorias. En los acabados, pinturas, estucos, pisos y en la madera que se fumiga para evitar la acción de insectos, pueden hallarse estos componentes químicos.

Vegetación en el interior
Lo ideal es disponer, ojalá de un patio interno para tener plantas, porque cumplen un papel muy interesante al retener material particulado en sus hojas, lo que garantiza, además, la renovación de aire al interior del hogar.

 

 

  • Comparte este artículo por: