« Volver

Adquirir inmueble y cómo financiarlo

11-11-2016 | Comprar casa en Colombia es posible gracias a varias modalidades de financiación. ¿Cuál es la mejor para usted?

Tener vivienda propia es el sueño de miles de colombianos. Gracias a la situación económica del país, el auge de la construcción y los beneficios otorgados por el gobierno, este anhelo puede ser ahora una realidad. Hoy en día se puede acceder a varias posibilidades para adquirir un inmueble: pagar de contado con ahorros, entre los que se pueden incluir las cesantías; solicitar un crédito que bien se puede pagar en pesos o UVR (Unidad de Valor Real) o adquirir un Leasing Habitacional.

Si bien no es necesario aparecer en la lista de Forbes como una de las personas más ricas del mundo, para invertir en vivienda sí se necesita una estabilidad económica al solicitar algún tipo de ayuda financiera, esto con el fin de tener liquidez para pagar el crédito hasta el fin de su plazo. 

¿Cuánto tiene para la cuota inicial? ¿Cuánto cuesta el inmueble que quiere comprar? ¿Cuál es el monto de sus ingresos mensuales? ¿Qué posibilidades hay de recibir un subsidio? Estas son algunas de las preguntas que debe hacerse para decidir cuál es la modalidad que más se ajusta a sus necesidades. 

Cada una tiene sus ventajas, todo depende de la capacidad de pago, la estabilidad de los ingresos, la preferencia por el plazo y la preferencia por cuota fija o variable.

Un Leasing Habitacional o un crédito en pesos o UVR tienen tasas de interés similares, aunque la decisión se basa en cuánto se tiene para la cuota inicial.

En el caso del Leasing, el monto entregado puede ser hasta del 80 % del valor del inmueble que debe ser superior a los $80 millones. En cuanto a los prestamos, se facilita hasta el 70% del valor total.

En cuanto a un crédito en pesos o en UVR, el último le permitirá tener una cuota más baja, la cual varía con el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Con el crédito en pesos siempre tendrá la misma cuota que le fije el banco.

FINANCIACIÓN

NÚMEROS DE LOS SUBSIDIOS

Cesantías: un ahorro eficiente. 

Según el Fondo Nacional del Ahorro, en el último cuatrienio realizó desembolsos de más de $3,63 billones para la financiación de vivienda nueva o usada. Aunque las cesantías están diseñadas para periodos de desempleo, según el artículo 2, Decreto 2076 de 1967, las cesantías se pueden retirar para la adquisición, construcción, mejora y liberación de gravámenes hipotecarios o pago de impuestos que afecten realmente la casa o el terreno edificable. 

Subsidios: un impulso financiero.

Los compradores de Vivienda de Interés Social (VIS), con precio de hasta 80 millones de pesos, tendrán otros 10 mil cupos para respaldar créditos a través del subsidio a la tasa hipotecaria, segúnel Ministerio de Hacienda, quien destacó que a los compradores esto les permitirá pagar una tasa del orden de 8%, lo que representa una ayuda importante. 


 

Buscar
PUBLICIDAD